julio 13, 2024

EL DIARIO INMOBILIARIO

GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF- B-90418948 CALLE ANTONIO MACHADO LC 5.CiF B 90418948 TLFNO 600 844 934

Una vivienda de protección oficial (VPO) es un tipo de casa destinada a personas que no podrían acceder a una vivienda digna de otra forma. Estos inmuebles los subvenciona el Estado, tienen un precio limitado y deben cumplirse una serie de requisitos para poder acceder a ellos. En este artículo, te contamos cómo vender una vivienda de protección oficial.

Conseguir una vivienda de protección oficial (VPO) conlleva una serie de condiciones específicas, por lo que su uso está limitado y, por ende, su venta. Sin embargo, sí es posible vender un piso de protección oficial si se cumplen ciertos requisitos. Para ello, es esencial conocer qué tipo de vivienda protegida es la que tienes. 

Requisitos para vender una vivienda de protección oficial

Para vender una vivienda protegida antes de que hayan pasado de 10 a 30 años desde la adquisición (suele ser el plazo medio tras el cual puede pasar a ser una casa libre en las diferentes regiones), habrá que solicitar autorización a la comunidad autónoma. Además, habrá que cumplir con los siguientes requisitos, que pueden cambiar de una CCAA a otra.

  • Devolver las ayudas percibidas: Es necesario devolver las ayudas recibidas en caso de proceder con la venta antes del tiempo estipulado.
  • Precio de venta limitado: Mientras la vivienda conserve su calificación de protegida, no se puede vender a precio libre. Algunas comunidades, como Madrid y Andalucía, permiten la venta a un precio máximo legal.
  • Consultar el plan de la comunidad autónoma: Habrá que verificar el periodo durante el cual la vivienda mantiene su calificación de protegida.
  • Derecho de tanteo y retracto: La administración tiene la opción preferente de compra antes que otros interesados.

Además, deberás poseer y aportar la siguiente documentación del piso de protección oficial:

  • Documento de identidad del propietario del inmueble protegido
  • Justificantes de las ayudas que haya recibido
  • El certificado o contrato de la hipoteca que acredite qué tipo de préstamo se mantiene
  • La calificación de la vivienda de protección oficial
  • El número de expediente del terreno o finca
  • La nota simple del Registro de la Propiedad

Una vez reunidos estos documentos, habrá que presentarlos en la Oficina de Vivienda de la localidad donde se ubique la casa y solicitar una autorización para la venta.